Senz

Compartir
Vota:

Senz, a los pies de Sierra Ferrera
Desde la caliza roca de Sierra Ferrera (1827 metros de altitud sobre el nivel del mar), hasta las pendientes del barranco de Viu, al sur de las estribaciones del macizo de Cotiella, el paisaje depara al viajero la grata sorpresa de Senz, seis casas sobre una colina y todas ellas abiertas, conservando algunas elementos de la arquitectura tradicional.

La villa se sitúa en la orilla derecha del río Ésera, y llegaremos a ella siguiendo la carretera C-139 que de Graus se dirige a Benasque por Campo. Al poco de haber rebasado Campo, apenas a kilómetro y medio, un desvío bien señalizado a nuestra izquierda a la altura de la presa de El Gradiello nos conduce en otros cuatro kilómetros hasta Senz.

En la actualidad cuenta con un censo aproximado de 30 habitantes. La ganadería y la agricultura sustentan la economía de los vecinos, y empiezan a ser importantes los ingresos procedentes del turismo. Destacar la existencia en el pueblo de una quesería, donde se elaboran con mucho mimo quesos artesanos de leche de vaca (de la propia explotación), oveja y cabra en sus diferentes variedades (curado, cremoso, en aceite); cuya calidad y prestigio han sido reconocidos en numerosas ferias y encuentros gastronómicos con la obtención de diversos premios.

Especial atención merece la IGLESIA PARROQUIAL, una interesante construcción del siglo XII, de planta rectangular y cabecera semicircular, encarada al oriente y perteneciente al románico lombardo. Tanto el interior como el exterior se encuentran en la actualidad en piedra a cara vista y al repicar el ábside se encontraron pequeños fragmentos de pinturas románicas en forma de figura humana. En ella también se pueden ver dos grandes pilas bautismales esculpidas en piedra de una sola pieza y con ornamentos propios de la época. Además, a la entrada del cementerio, puede apreciarse una curiosa cruz realizada en forja.

Las fiestas de esta localidad se celebran el 29 de Junio, en honor a San Pedro y el 15 de Agosto, en honor a Nuestra señora de la Asunción.
El día 16 de Agosto se acude en romería a la ermita de San Roque, junto a los vecinos de la localidad de Viu. Dicha ermita se encuentra situada entre los dos pueblos en un hermoso paraje. Es tradición que ese día se repartan tortas y dulces entre los asistentes y una familia de uno de los dos pueblos es la encargada de subir el almuerzo al cura.
También se acude en romería a esta ermita el primer domingo de Mayo, ese día, tras la misa sobre las 12 de la mañana, la reunión entre los vecinos de Senz y Viu sirve para aclarar cuestiones comunales. La ermita posee unas tierras propiedad de una Cofradía formada por los vecinos de las dos localidades y ese día se celebra una junta de esta cofradía para pasar las cuentas de los montes comunales. También entonces se designa el prior del próximo año que será el encargado de gestionar los fondos de esta cofradía (usados para pagar entierros de vecinos y otros menesteres) y de guardar las llaves de la ermita.
Tras esta reunión, los de Senz comienzan a elaborar una enorme paella que compartirán todos los vecinos, tras la cual es tradición pasar la sobremesa jugando al guiñote junto a los de Viu o “manteando” a las mujeres, deporte de riesgo que cosiste en balancear con la ayuda de una manta cogida por numerosas personas a mujeres y niños hasta hacerlos volar por los aires.

La privilegiada ubicación del pueblo en la zona central de la Ribagorza (se encuentra a sólo 38 km. de Benasque, 42 de las pistas de esquí de Cerler, 86 de Viella y del Parque Nacional de Ordesa, 116 de Huesca y de Lérida, y 188 de Zaragoza) lo convierten en un excelente punto de partida para la realización de numerosas rutas pirenaicas.
A esto hay que añadir el amplio abanico de posibilidades que el entorno de la villa ofrece al visitante, desde la práctica de gran cantidad de deportes (piragüismo, caza, pesca, marchas, travesías, parapente, orientación, escalada, BTT, etc.) hasta un rico patrimonio monumental, en el que destacan abundantes muestras de arquitectura románica.

Senz, enclave ideal para el viajero que busca el sabor de lo auténtico, la tranquilidad del entorno, el eco del silencio en sus increíbles y pintorescos paisajes, así como el agradable bullicio de la fauna que en estos parajes habita, muchos de ellos últimos refugios de muchas especies. Todo ello conservando costumbres y tradiciones ancestrales, como ancestral es la fama del carácter hospitalario de sus gentes, bautizadas ya desde antiguo con el topónimo de “Toboneros”, con quien seguramente conversaremos amablemente al cruzarse en nuestra visita.


La iglesia de San Pedro de Senz

La iglesia parroquial de Senz, extraordinario enclave en la ruta del románico por el curso del Ésera, merece ser visitada por numerosas razones, entre ellas destacar su valor histórico y artístico, su integración en el entorno natural y la armonía que establece con la arquitectura popular del pueblo.
El templo dedicado a San Pedro está abierto y se puede visitar sin problema, para que quien desee rezar o visitarlo por su interés artístico no encuentre impedimento.

El templo, canónicamente orientado, es de nave única a la que se añadieron en el siglo XVI capillas laterales y una torre edificada sobre la meridional. Su cabecera luce arquería ciega al modo lombardo. Dos lesenas mediales que no llegan hasta el suelo, segmentan el cilindro absidal en tres lienzos. Probablemente luciera lesenas marginales en la articulación con la nave, que han quedado ocultas por la edificación de la torre, al igual que alguno de los arquillos. Cada uno de los lienzos cuenta con ventanal de doble derrama.

La puerta de acceso, de hechura moderna, se halla a los pies del muro sur, bajo el cobijo de un porche que continúa la línea de fachada de la capilla sur. Al interior, el mencionado vano, conserva la hechura original.

Al interior, el templo cierra al este por medio de un ábside de tambor cubierto por cuarto de esfera, no hay imposta. Abren al mismo tres ventanales derramados. También contribuyen a la iluminación interior dos mechinales perforantes del muro situados a ambos lados del ventanal central.
Por delante del cilindro absidal hay un corto presbiterio cubierto por medio cañón aplanado; éste se encuentra parcialmente oculto en el lado sur por la edificación de la capilla y la torre sobre ella.
Hacia la mitad del templo hay un diafragma constituido por un arco apuntado apeado en gruesas pilastras adosadas al muro; todo ello de hechura moderna.

En las obras de restauración de 1981 apareció en el altar el Acta de consagración del templo en 1130 por el obispo D. Pedro Guillermo de Roda. Manuel Iglesias Costa da noticia de ella: "El año 1130 de la Encarnación del Señor, Pedro Guillermo obispo de Barbastro consagró esta iglesia en honor de San Pedro, depositando en el altar reliquias de San Simón".




Coordenadas de Senz
Senz: Latitud (DMS) 42º 26´ 08" N
Longitud(DMS) 0º 22´ 02" E

Contenido multimedia


Ayuntamiento de Foradada del Toscar  C/ San Sebastián, s/n - 22462 Morillo de Liena   Tel-Fax: 974 55 02 25   Móvil: 686-494980
 e-mail: aytoforadada@grupo7.com
Horario de atención al público: de 10,30h a 14h de martes a jueves


Siguenos en: Agreganos a tus RSS
  • Diputación de Huesca

Ayuntamiento de Foradada del Toscar  C/ San Sebastián, s/n - 22462 Morillo de Liena   Tel-Fax: 974 55 02 25   Móvil: 686-494980
 e-mail: aytoforadada@grupo7.com
Horario de atención al público: de 10,30h a 14h de martes a jueves